¿CÓMO DEBEN ESTUDIARSE LOS TUMORES EN EL HÍGADO?

 

Los Tumores Hepáticos pueden ser benignos o malignos.  El tratamiento requiere un diagnóstico preciso que se realiza con métodos de imagen, tales como ULTRASONIDO, TOMOGRAFÍA COMPUTADA  (TC) o RESONANCIA MAGNÉTICA (RM) y/o biopsia del hígado guiada por imagen.

 

La búsqueda de metástasis (diseminación) de un cáncer de otra región hacia el hígado es una indicación común en los pacientes oncológicos (con cáncer).  Sin embargo, el cáncer no respeta fronteras anatómicas, de tal manera que lo ideal es revisar desde el tórax hasta la pelvis, para lo cual es ideal la TOMOGRAFÍA COMPUTADA 64 CORTES.  La RESONANCIA MAGNÉTICA es equivalente a la TOMOGRAFÍA para la detección de lesiones hepáticas, pero no se puede extender al tórax y pelvis con la misma facilidad.

 

El ultrasonido es generalmente menos sensible que la TOMOGRAFÍA y RESONANCIA MAGNÉTICA para detectar pequeñas lesiones hepáticas.  En general, se prefiere la TOMOGRAFÍA DE HÍGADO (bifásica o en 2 tiempos) para evaluar un tumor hepático.

 

¿POR QUÉ LA TOMOGRAFÍA ?   Cuando un tumor nace en el abdomen (colon, hígado, riñón, etc) o fuera del abdomen (cáncer de mama, pulmón, melanoma, etc), pero es probable que afecte al hígado, la TOMOGRAFÍA DE ABDOMEN es el estudio más apropiado en la búsqueda de metástasis en hígado, en ganglios linfáticos (adenomegalias) y ascitis (líquido en abdomen).

 

La TOMOGRAFÍA de hígado puede excluir metástasis con un alto nivel de certeza, y si se encuentran lesiones benignas comunes como quistes y hemangiomas, se reconocen con confianza, evitando una biopsia.

 

¿QUÉ ES UNA TOMOGRAFÍA HEPÁTICA BIFÁSICA?  La TOMOGRAFÍA se realiza inyectando material de contraste intravenoso.  Cuando el contraste fluye a través del hígado se realiza una primera exploración en FASE ARTERIAL (contraste en arterias hepáticas), que nos permite detectar tumores como carcinoma hepatocelular (hepatoma), hiperplasia nodular focal, adenoma o ciertas metástasis como carcinoides o tumores de los islotes pancreáticos que solo se detectan en éste breve momento y pueden pasar desapercibidos en un estudio de rutina que se realiza únicamente en fase portal (contraste en vena porta del hígado), el cual detecta la mayoría de otras metástasis.  Inmediatamente después de la fase arterial, se explora el hígado en FASE PORTAL

 

Incluso, en algunos casos de tumores llamados hemangiomas, realizamos otra exploración en fase tardía (trifásica) para confirmación.  Conociendo lo anterior se explica porque éste tipo de estudio solo se puede realizar en una TOMOGRAFÍA, que tiene la suficiente rapidez y calidad de imágenes. 

 

En una TOMOGRAFÍA CONVENCIONAL (como la mayoría de las que existen en Mazatlán) solo se explora una vez el hígado, pudiendo no detectarse todos los tumores.

 

Cuándo se detectan múltiples masas sólidas en el hígado en un paciente con cáncer, se considera que son metástasis.  Una masa solitaria puede requerir biopsia guiada por ultrasonido o por TOMOGRAFÍA para confirmación, sin necesidad de realizar una cirugía.

 

Hiperplasia nodular focal.  Imagen superior muestra FASE ARTERIAL con lesión claramente definida en el hígado (en blanco).  Véanse las arterias hepática y mesentérica superior.

 

La imagen inferior muestra FASE PORTAL, donde la tumoración es apenas perceptible comparativamente con la fase arterial.  Puede pasar desapercibida en un estudio convencional.

 

Lo invitamos a visitar nuestras instalaciones y recibir una Evaluacion Médica Gratuita por parte de uno de nuestros Médicos Especialistas y determine que estudio es mas conveniente para su padecimiento. Lo esperamos en Av. Rafael Buelna #701 Fracc. El Toreo junto a Soriana el Toreo.

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

¡ES HORA DE CHECAR SUS OVARIOS!

May 2, 2018

1/10
Please reload

Entradas destacadas
Entradas recientes

March 31, 2020

Please reload

Síguenos en nuestras redes sociales
Categorías