¿TIENE HÍGADO GRASO? LA IMPORTANCIA DE TRATARLO TEMPRANAMENTE.


Hoy en día el comer bien y saludable se convierte en una opción difícil para los que no cocinan en casa o que no tienen buenos hábitos alimenticios. Porciones gigantes para una persona, repletas de grasas saturadas y poli-saturadas es lo que nos enfrentamos día a día, muchas veces sin tomarlo en cuenta. El verme gordito es lo de menos, se ignora que se está ocasionando un daño interno en diversos órganos.


¿Qué órganos dañan el exceso de grasa y azúcar?


Los órganos más afectados por el alto consumo de azúcares y grasas son: Cerebro, Corazón, Hígado, Páncreas, envejecimiento prematuro de la Piel, Articulaciones, Sistema Inmune entre otros. Las enfermedades más comunes y conocidas son la Diabetes, Colesterol o Triglicéridos Elevados, Obesidad, Infarto Cardiaco y Cerebral, etc.


Actualmente se sabe que el azúcar es inclusive más dañina que las grasas de origen animal. Al consumir azúcares refinados (dulces, pasteles, refrescos, comida chatarra), aceites vegetales (frito) y fuentes de colesterol malo en exceso (manteca, carnes rojas) ingerimos una carga glucémica impresionante, que al metabolizarla el cuerpo lo convierte en grasa nociva o colesterol malo (LDL). El colesterol malo o LDL se adhiere a las arterias de todos los órganos formando placas ateromatosas obstructivas, que tarde que temprano van a ocasionar un daño o disfunción en el órgano en cuestión. Además de eso, hay repercusiones en hígado que platicaremos a continuación.


¿Cómo afecta a mí hígado el exceso de grasa y azúcar?


Aunque usted no lo crea, los depósitos de grasa en el hígado causan una hepatitis grasa no alcohólica. La hepatitis esteatósica es la segunda fase que precede al hígado graso. Es una inflamación crónica del hígado que es secundaria al exceso de acúmulo de grasa en el hígado, y el gran problema es que produce una inflamación de las células en su interior lo cual nos conduce a una cirrosis.


La cirrosis es una enfermedad degenerativa acelerada del parénquima hepático, como resultado final existe un daño al hígado por el estado de regeneración mantenido que no consigue sostener la funcionalidad y causa endurecimiento del hígado o fibrosis interlobulillar. Esto nos conduce a una insuficiencia hepática progresiva y el riesgo de formar tumores relacionados con el cáncer aumenta.


Si su consumo de azúcar y grasas es elevado, presenta sobrepeso/obesidad, ha presentado colesterol o triglicéridos altos, tiene moderado-alto consumo de alcohol o es portador del virus de la hepatitis B o C, le recomendamos ampliamente realizar ELASTOGRAFÍA HEPÁTICA. Este es un estudio especializado de hígado realizado por medio de un ULTRASONIDO ESPECIALIZADO. La ELASTOGRAFÍA HEPÁTICA nos ayuda a detectar tempranamente las fibrosis que van endureciendo al hígado y que lo llevan a formar una cirrosis hepática. Prevenir es Vivir.


Para más información contáctenos al (669) 990 2650 o (669) 990 1867, escribanos al correo contacto@imagenesmazatlan.com o vísitenos en Rafael Buelna 701 a un lado de soriana el toreo, en Imágenes Diagnósticas de Mazatlan. www.imagenesmazatlan.com

Entradas destacadas
Entradas recientes
Categorías 
Síguenos en nuestras redes sociales

Contacto

Mazatlán: (669) 989 0770
Sucursal Escuinapa: (695) 953 3747 
Emergencias: (044) 669 918 0151 

Más información

© Imágenes Diagnósticas de Mazatlán  2019.